Mi aprendizaje con los libros.

Hace muchos años, tuve la dicha de cultivar el arte de la lectura y especificamente en mi recorrido por la senda espiritual, tuve el agrado de conocer a muchas personas que compartieron sus enseñanzas con este servidor.

Alguien me dijo una vez que por cada libro que leyera, hiciera un resumen de qué fue lo que ese libro me enseñó y realmente esto me funcionó.

Poco a poco quiero compartir con ustedes una serie de estas experiencias con los libros, me gustaría mucho que ustedes se animen también a compartir las suyas por este medio, así hasta podemos ver el nacimiento de un “Club de Lectura” en donde todo el que guste puede aportar su granito de arena en esta nueva senda de aprendizaje.

A continuación mi primer relato:

ACASO YO NO SOY UNA MARAVILLA Y TU NO LO ERES TAMBIÉN.

Leyendo este libro, pude captar la manera en la que una persona con mucha voluntad, puede lograr grandes cambios significativos en su ritmo de vida, en su ser, en su espíritu. Porque nunca es tarde para aprender y experimentar buenos cambios que ayuden al ser humano a evolucionar y crecer como persona y el autor de este libro lo logra a pesar de llevar un largo período de efluvias que lo estaban envolviendo y poco a poco lo llevaron a tener una penosa vida sin luz  propia, sin conciencia y sin amor propio por su ser.

Pero como yo digo, (nunca es tarde) y a pesar de que lastimosamente también sufrió un accidente en el cual estuvo a punto de perder su vida, fue desde ese momento que se eleva su conciencia y comienza a verse a si mismo, dándose cuenta de que la vida realmente es una maravilla, que estamos en este mundo solamente para aprender en esta aula-escuela y que el resultado de todo esto, nos conlleva a una evolución clara y precisa, porque no podemos hacer de esta vida un mundo de lamentaciones y tragedias, ya que uno mismo consiente o inconscientemente, es el que busca las calamidades y dolores que después tanto lamentamos, esto es lo que ganamos por estar fijando nuestra atención en situaciones y cosas que no debemos prestarles la mas mínima atención.

Generalmente nosotros los seres humanos, no hemos aprendido a darle valor a las cosas maravillosas que nos da la vida, ya que siempre estamos buscándole la vuelta a todo, viendo nubes negras en vez de ver claridad en el día a día y lamentablemente el ser que siga actuando de esa manera, nunca verá la felicidad, nunca experimentará plenitud y agradecimiento en su vida, nunca podrá evolucionar ya que está tan pendiente de vibrar en forma negativa, que se olvida que realmente está aquí en este plano para aprender de las situaciones que por ley le toca vivir, olvidando instruirse, llamarse a capitulo y ponerle un bonito color a su vida , utilizando las herramientas que todos tenemos en nuestro ser, para desarrollarse internamente.

Yo opino lo siguiente: ¡Que grande y hermosas son las personas que primeramente se preocupan por ellos tratando día a día de ser mejores, alimentando su ser, actuando, viviendo en el camino del bien, desarrollándose física, mental y espiritualmente, creciendo, alimentándose de luz y amor!.

Esto es maravilloso, ojalá todos los seres que habitamos este mundo canalizáramos mejor nuestras vidas, así seríamos los habitantes de un gran planeta de muchísima luz y estaríamos en constante evolución, desarrollándonos en la perfección y armonía total, elevando nuestro nivel de vibración.

En resumidas cuentas, recalco lo que digo al principio: (nunca es tarde para cambiar), si lo pudo hacer el autor de este libro, porque no lo podemos hacer nosotros?

Pongámonos en marcha, cambiemos, vivamos y andemos siempre por el camino del bien.

¿Acaso No Soy Una Maravilla y No Lo Eres También?

Anuncios